Municipalidad

Alcalde

JOSÉ ALEXANDER FLORES OSORIO

Nuestros primeros habitantes son citados en el año 1565, y el nombre del lugar que habitaban es una alteración de "CO-DEUY y HUE", que significa "Lugar de Aguas y piedras”. Con el tiempo el nombre de este poblado, lo transforman los criollos y pasa a llamarse definitivamente "CODEGUA". Tierra perteneciente a haciendas y estancias en tiempos de La Colonia, para luego en los años de lucha de la independencia nacional, ser testigo del avance de próceres de la patria como Bernardo O’Higgins.

Obtenemos el título de Villa, aunque dependientes de la comuna de Graneros, sin embargo, nuestro pueblo no progresaba. Gracias a la gestión de hombres y mujeres, religiosos, agricultores y políticos locales, el día 02 de octubre de 1968, el presidente de la República de la época, Don Eduardo Frei Montalva, firma la Ley N°16.981, que crea la Comuna de Codegua, y se procede a la Organización de la Municipalidad, con su primer alcalde Sra Vitalia Pinto Rubio.

A lo largo de nuestra historia hemos sido una comunidad luchadora, herederos de…. Los indios promaucaes…”gente brava, soberbia, prospera y valiente… ” Del mestizo… Gañan, peón o inquilino trabajador incansable de la tierra Del chileno patriota,…valiente, astuto, Del chileno libre,…. que busca el progreso local, para colaborar con el desarrollo nacional, Mujeres y hombres de trabajo, luchadores, buscadores de un destino mejor. Destino que hoy en pleno siglo XXI, Uds. me encomiendan, CONFIANDO en mis ideas de trabajo y en mi vocación de servicio.

Considero un honor se me permita en este breve, pero emotivo y significativo acto dirigirme a cada uno de Uds. Autoridades comunales salientes y entrantes. Un Honor, dirigirme a cada uno de los habitantes de esta valiosa tierra generosa, mi querida comuna de Codegua.

Como alcalde, es un orgullo, asumir la enorme responsabilidad del trabajo que pretende dar un salto fundamental e importante para nuestra comuna, tal vez no para nosotros, sino para la generación siguiente. Este salto no se da sin probidad, ni tampoco sin un sector público eficiente.

Creo que la tarea de la probidad y la eficiencia debe estar al centro de lo que debemos hacer como funcionarios públicos, como quienes forjaron nuestra historia comunal en el pasado, que ajenos a intereses personales contribuyeron junto a la comunidad de la época, en la formación y organización de nuestra comuna.

Es por ello que el perfil de la institución de la alcaldía debe estar determinado por sus funcionarios. - Buscar el bien común o colectivo - El permanente compromiso de entender las necesidades de las personas - Atender en forma cordial, rápida y humanitaria - Ser proactivo, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer el trabajo más eficiente. - Y lo más importante, sentir satisfacción por brindar la mejor atención

La fuerza para consolidar nuestra misión institucional reside en sus integrantes que serán profesionales con vocación de servicio público, porque nuestra comuna lo necesita.

Satisfacer en forma eficiente y eficaz las necesidades de la comunidad será el alma de nuestra alcaldía, que estará determinada por mantener una actitud de empatía hacia los demás.

Estar al servicio de la comunidad será nuestra obligación moral.

Nuestra administración estará integrada por grandes hombres y mujeres, grandes profesionales que dediquen sus habilidades y esfuerzos a servir a la comunidad, a todos los que lo necesitan y que lo merecen.

Les invito a que ratifiquemos no sólo nuestra voluntad de renovar y reafirmar la vocación de servicio público, sino también nuestra voluntad de construir una sociedad más justa y solidaria.